Uno de los hechos más relevantes que me han llevado a reforzar mi marca personal es sin duda la colaboración profesional con Luigi Marmo y Dario Renda, fundadores de la productora audiovisual HOBOS FACTORY.
Ya, estoy seguro que si estás leyendo esto no hayas oído hablar nunca de ellos, cosa normal, ¡la empresa está en Italia!.

Ellos se definen de la siguiente forma:
“Somos “artesanos audiovisuales” porque nos encanta dar forma a las imágenes y sonidos , nos encanta contar historias , nos gusta apreciar la memoria de los acontecimientos, y nos encanta descubrir nuevos caminos. Sobre todo nos encanta nuestro trabajo.”

La primera toma de contacto que tuve con ellos fue hace ya dos años durante mi estancia en Salerno, una ciudad en el centro-suroeste de Italia, donde trabajé en una agencia de comunicación llamada Studio3PL (de la que ya te hablaré en otro post próximamente) que compartía espacio en un céntrico estudio con Hobos.
Aunque Luigi y Dario trabajaban en la misma sala que el CEO de la agencia de comunicación (y un servidor en prácticas), apenas teníamos contacto laboral más allá de algunos pequeños consejos en diseño de algunos proyectos, pero compartíamos música (eh… aquellos momentos de desconexión laboral momentánea a golpe de música rock a todo volumen), horas de descanso, almuerzos y muchos cafés.

Una anotación: en Italia tomar café con leche parecía un sacrilegio, ¡y era peor aún si lo tomabas a horas que no fuesen matutinas!. En el estudio se tomaba SÍ O SÍ un pequeñísimo café solo y bien cargado con el que el español medio no tiene ni para empezar. Si viajas a Italia toma “lattemachiatto” bajo tu propia responsabilidad, dicho queda.

Tiempo después de yo volver a España, el CEO de Studio3PL me puso en contacto con Luigi porque había un pequeño trabajo en el que necesitaban a alguien que se dedicase a los gráficos en movimiento para un spot de una asociación napolitana, desde entonces he continuado colaborando en otros proyectos hasta el día de hoy.

Parece increíble que se puedan hacer proyectos en común con tanta distancia como la que hay entre Huelva y Salerno, con Skype como punto de unión. Trabajar comodamente desde casa teniendo compañeros en otros países ya es una realidad, ¡hace tan solo diez años no me lo hubiese creído!

Os animo a echar un vistazo a su sitio web (en italiano), seguro que los muchos trabajos que han realizado durante todos estos años os sirve de inspiración :
www.hobosfactory.com 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *